LA CASA DE LAS VISTAS

Hace ya más de un año que comenzamos nuestro proyecto de alquiler vacacional de La Casa de las Vistas en Palma de Mallorca.

Nuestro equipo ha puesto en él todo su empeño, trabajo e ilusión, y hemos quedado muy satisfechos con los resultados obtenidos. Pero nuestra idea es ir más allá, seguir mejorando y ofrecer cada vez más servicios a nuestros clientes, así que comenzamos ahora una nueva andadura con este blog, en el que os mantendremos informados de noticias, novedades, ofertas y todo lo que consideremos que puede ser de vuestro interés

Lo primero que nos gustaría es contaros algo de la historia de La Casa de las Vistas, que tiene una antigüedad de casi 70 años y un estilo arquitectónico único, resultado de mezclar la arquitectura tradicional isleña con las influencias de los distintos propietarios que ha tenido a lo largo del tiempo.

Originalmente la casa tenía un acentuado estilo señorial mallorquín, caracterizado por el uso de materiales naturales autóctonos de la isla. El principal material constructivo en esta zona de las Baleares es la piedra marés, que se extrae de alguna de las 20 canteras de Mallorca. De este tipo de piedra, en su variedad de tonalidad dorada, están construidas la casa, las terrazas y balaustradas, y los muros del jardín y valla exterior.

lacasadelasvistas-blog2

Igualmente se emplean desde siempre en Mallorca los suelos de losas de cantos rodados, como las del patio de entrada de la casa, y las losetas de barro color caramelo, que encontramos en el porche de la vivienda o el solado del apartamento de invitados.
Otro elemento arquitectónico típico serían las ventanas recercadas en piedra arenisca, con predominio de ventanas rectangulares, como se aprecia en la fachada frontal de la villa.
En cuanto al color y los elementos decorativos, en la isla de Mallorca tradicionalmente las casas no se pintaban de blanco, como en Ibiza, sino de color, para matizar la fuerte luz del mediterráneo. Los tonos que más se han usado a lo largo del tiempo son el ocre (que decora algunos muretes del jardín de La Casa de las Vistas) o el almagre, un ocre rojizo, que es la razón del color intenso de la fachada de la casa y los muros exteriores.

lacasadelasvistas-blog

Sin embargo, a pesar del frecuente uso del color en las viviendas isleñas, éste es limitado y siempre monocromático, ya que el mallorquín tiene un carácter austero por naturaleza. En cristal, alfarería o azulejos, los tonos típicos son el verde botella o el azul añil, colores que también se repiten en la artesanía de las telas, como las típicas “lenguas” mallorquinas de lino. A pesar de la influencia árabe en las Baleares, la policromía no es muy habitual en los azulejados, como evidencia el baño compartido de la planta alta de la casa, en blanco tradicional con pequeños detalles en azul intenso.

El mobiliario de las casas nobles se construía a medida por ebanistas locales, que elaboraban piezas sencillas, útiles y desprovistas de detalles barrocos. Las lámparas eran de hierro o latón y cristal, resultando piezas de gran belleza como las que aún perduran a la entrada de la casa, o en la galería de la planta segunda.


lacasadelasvistas-pasillo

En cuanto a los exteriores, en el jardín de una casa mallorquina siempre va a haber un pozo, aunque esté seco, una palmera o un ciprés, algún frutal y un sencillo banco corrido de madera para disfrutar de las vistas. No podía ser menos el precioso jardín de La Casa de las Vistas, con sus naranjos, limoneros, higueras y almendros, palmeras y plantas aromáticas, y abarrotado de flores agrupadas en grandes maceteros de cerámica, típicos también de la isla, de las que hablaremos en un próximo post.

Espero que nuestros comentarios os hayan acercado un poco más a nuestra casa y a la isla de Mallorca, y que sigáis nuestro blog en el que os iremos contando muchas más cosas en breve.

lacasadelasvistas-palmera
2018-04-05T11:34:55+00:00